Eres

ERES

En tu noche de fuego se apaga mi ansia,

qué raro no necesitar y solo ser amándote.

¿Recuerdas aquella tarde?

no me sonreías pero te miré,

que extraño no saber ser sin ti y serlo.

¿Recuerdas aquel instante?

fuimos un segundo pero desaparecí,

que locura el querer y no querer queriendo.

¿Recuerdas la imagen de mi sombra?

en tu alba dormido despertabas mi calma,

que deseo el de abrir los ojos y tenerte.

¿Recuerdas aquel sueño?

fuiste una caricia que no terminaba,

que belleza la de tu piel en mis dedos.

¿Recuerdas mis besos?

amanecía y me acerque a tus labios,

que dulzura la de tu boca perdida en la mía.

¿Recuerdas tu calor en el mío?

era una mañana fría pero para nosotros no,

que amor aquel que da y entrega hasta perderse.

¿Recuerdas mi cuerpo sobre el tuyo?

te gustaba que me quedará allí, recreándote,

que ternura la de dos miradas que se besan sin tocarse.

¿Recuerdas aquellas horas?

no, no vives en mí, pero yo en ti sí, por eso eres,

que loca la pasión con que te vivo desde mi alma.

Publicado por Nuria Barnes

Soy un cuerpo construído de poemas, de los que leí, y de los que la vida escribió en mí y yo para ti. Narro historias, porque sino escribiera me faltaría el oxígeno para vivir.

A %d blogueros les gusta esto: