La manada

image

No se si morderte la boca

o quedarme en ella una eternidad momentanea,

si salvarte la vida de mi

o la mia de tu mirada,

y mientras,

aspiro segundos

y celo manadas ajenas,

de manos, que no de lobos

que aúllan mis entretelas,

y los alzo de imaginarme,

y descendidos los abandono para olvidar.

Que facil elevar vacuos mundos sin una mirada,

que infierno no tenerla la tuya para poder quemarla.

 

Publicado por Nuria Barnes

Soy un cuerpo construído de poemas, de los que leí, y de los que la vida escribió en mí y yo para ti. Narro historias, porque sino escribiera me faltaría el oxígeno para vivir.

4 comentarios sobre “La manada

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: