Vaivenes ciegos

image

No sé ni como ni cuando pero lo tengo en mi cama,

no me mira ni lo miro pero me mece y me calma,

me susurra tus sabores y me decanta tu boca,

la que me bebe sin vino, la que me despierta goces, la que me llama sin horas,

no te borra de mi cuerpo, te dibuja mientras danzo, y en un Tiovivo de vueltas ahora arriba luego abajo no se apea de mis labios,

se aboca a mis manantiales, da cuatro sorbos y un trago, y va apagando mis ansías entre líquidos espasmos,

y cuando el fuego se apaga, nos rendimos al reposo, yo no vibro en sus  vaivenes, el no me acaricia el rostro,

yo miro al techo agotada y te sonrío burlona, brillándote en la mirada de tu boca tentadora.

 

 

 

 

 

Publicado por Nuria Barnes

Soy un cuerpo construído de poemas, de los que leí, y de los que la vida escribió en mí y yo para ti. Narro historias, porque sino escribiera me faltaría el oxígeno para vivir.

4 comentarios sobre “Vaivenes ciegos

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: