Liberada

image

Se puso frente a ella sin mirarla, un mundo de gestos empezó a liberarla de su entrega, la ausencia se proyectaba en aquel presente atormentándola en el sonido del metal cayendo al suelo, el del frío azotando su boca, el del aire ya vacío de caricias envolviendo su cuerpo.

Y la derrota avanzó por su piel hasta llegar a su garganta y un mudo aullido la abatió de un mutismo que atronaba en todo su ser azotándola de indiferencia, y allí, en aquel rincón olvidado de la luz, se dejo caer entregada al silencio del tacto del ser al que más había amado.

 

Publicado por Nuria Barnes

Soy un cuerpo construído de poemas, de los que leí, y de los que la vida escribió en mí y yo para ti. Narro historias, porque sino escribiera me faltaría el oxígeno para vivir.

A %d blogueros les gusta esto: