Momentos finitos

Dejó caer la espalda sobre la tarde soleada de un banco del parque, la acogió cálida, se inundó de luz, le añoraba, pero el deseo se agolpaba en su piel y sin darse cuenta, acercó los dedos a los labios para acariciarlos en un breve roce, se dio cuenta que aquel era un gesto nuevo, creado desde que se miraron aquella madrugada por primera vez..

image

 

Publicado por Nuria Barnes

Soy un cuerpo construído de poemas, de los que leí, y de los que la vida escribió en mí y yo para ti. Narro historias, porque sino escribiera me faltaría el oxígeno para vivir.

4 comentarios sobre “Momentos finitos

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: