Desconocida

image

Sara se acercó al agua despacio, cada pisada sobre la arena la hizo a cámara lenta, quería sentir la tierra que no iba a pisar y despedirse de ella, acariciaba cada grano de arena como si fuera uno de esos seres que la habían transitado, fugaces o pronto eternos. Quería entregarse como nació, como se sentía en aquel instante, dejó caer la ropa cerca de la orilla sin mirar atrás. Estaba fría, como ella. Se adentró. Lo único que tuvo que hacer cuando sintió que la tierra estaba suficientemente lejos, fue lo único que nunca había hecho, dejarse llevar.

Nadie lo esperaba de ella, pero nunca se conoce suficientemente a nadie.

Publicado por Nuria Barnes

Soy un cuerpo construído de poemas, de los que leí, y de los que la vida escribió en mí y yo para ti. Narro historias, porque sino escribiera me faltaría el oxígeno para vivir.

7 comentarios sobre “Desconocida

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: