De muerte a vida


Que se olvide de mí la sombra que te habita,

que tu sed te la guarde quien bordó tus mentiras,

que no sea tu noche la que eclipse mi día,

no expíes tus pecados en la piel que me habita,

regálate tus culpas como sornas en tus dichas,

y bébete tu rabia en tu copa de ira

moldeada en tus manos de palabras mezquinas,

arrójale a tus besos de judas tus caricias,

puñales con tu boca sajaron mis heridas,

hoy ya no duele nada,

hoy ya mi alma es fría,

la helaron tus miradas y tus gestos de escarnio en tus falsas sonrisas,

en este adios me amparo a proteger mi vida,

yo no soy sin pecado,

pero amo en ley de vida.

Publicado por Nuria Barnes

Soy un cuerpo construído de poemas, de los que leí, y de los que la vida escribió en mí y yo para ti. Narro historias, porque sino escribiera me faltaría el oxígeno para vivir.

4 comentarios sobre “De muerte a vida

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: