Dolor


¿Quien quiere el dolor que arrasa mi alma en estos momento? Que absurda yo. Que absurda la pregunta que tiene respuesta. El dolor intenso, no rasga, rompe, es ese que despedaza tu ser en silencio, ese dolor tan humano, ese, el que es solo nuestro. 

Se cuela por las rendijas, respira tu piel y ahoga  tu alma, es esa gota infinita que martillea tus pensamientos y que maquillas de carnaval ante ajenas miradas.

Ese dolor, solo ese, es ese humano imstante que nos hace átomos enormes de vida, porque la garganta se ahoga y el grito queda silenciado en una mueca que quisiera ser sonrisa.

Dolor, hoy te miro de frente mientras tu afilada navaja abre un tunel infinito en mi alma, pero voy a vencerte, a segundos y a horas, porque tu hierro candente que ahora me abrasa para dejarme helada, me hará mas fuerte, y entonces, los días y el tiempo, se vestiran de ese yo que es un guiño constante de vida, y en un grito susurrado, te diré, hasta la próxima. 

Publicado por Nuria Barnes

Soy un cuerpo construído de poemas, de los que leí, y de los que la vida escribió en mí y yo para ti. Narro historias, porque sino escribiera me faltaría el oxígeno para vivir.

8 comentarios sobre “Dolor

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: