Tres tequilas


No tengo escrúpulos al desearte,

de ti me alimento de puntillas y a bocajarro,

ni dieta de te amo ni restricciones de te deseo,

menú completo de palabras y de hechos,

sube el bajo de mi falda que te esta guiñando el ojo,

y ya que miras, 

cierra la boca en mis pechos,

que te susurro un te quiero,

de espaldas a tus ideas,

me torneas, me moldeo,

ni paja ni cama blanda,

ladrillo, estuco y alambre,

y no se si tu afirmaste,

pero yo no firme nada,

solo te dije al oido,

que volaras a mi cama,

y ahora te tengo dentro,

y te miro complacida,

cayó de nuevo el otoño,

volvimos a la partida,

que estío que estoy viviendo,

de calor y de sequia,

y me humedezco al pensarte,

de aguardiente mis esquinas,

y no te bebes el trago,

y yo me pongo un tequila,

que pasen los días ebrios,

que las noches me agonizan,

cuando detras de unas letras,

aparece tu sonrisa,

y empieza a brotar el agua,

que sin ti no me germina.

Publicado por Nuria Barnes

Soy un cuerpo construído de poemas, de los que leí, y de los que la vida escribió en mí y yo para ti. Narro historias, porque sino escribiera me faltaría el oxígeno para vivir.

A %d blogueros les gusta esto: