Adopta corazón.


A riesgo de ser pesada, me reafirmaré de nuevo, amo a mis animales, a mi perro Jerai y a mis gatos  Cleo, Lenny, Dulce, Ruto, Bimba y la bebita Shakira. River, mi tigre listo y cariñoso, cruzó el arco iris . Ellos hacen mis días mejores y me acompañan en todos los momentos. Algunos me tacharan de loca, otros dirán que me dan mucho trabajo, y yo sonreiré y les diré que lo que me dan, es vida, mucha vida.

Cada uno es distinto del otro y juntos llenan un montón de espacio y sentimientos que con ellos, siempre son positivos. 

Jerai, mi perro, es único, es cariñoso, fiel, divertido, tragón, y todo lo enorme que es, lo tiene de bueno, y para mí, es el perro más precioso, mi amigo y mi confidente, con el paseo, me relajo, pienso y le hablo, por supuesto.

Cleo es la dama, mi gata negra, la que siempre quise tener, es buenísima, cariñosa e independiente a la vez, elegante, tierna, inteligente y fiel. 

Lenny, mi Kravitz blanquito, cada vez menos travieso y mas mimoso, le gusta jugar, comer y cuando voy a dormir, tumbarse sobre mí, amasarme, y pedir caricias y mimos. Su especialidad, saltar sobre mí a todas horas.

Dulce, como dice su nombre es dulzura, no le gusta que le cojan, pero le encantan las caricias y hacer la croqueta para que le acaricie la barriguita. Amigo de Jerai, le gusta dormir y estar cerca de él y tiene ina paciencia infinita con la bebita.

Ruto, es la tranquilidad, es ciego, pero desde que llego a casa, jamás a chocado con nada, le encanta tumbarse en el sofá o en mi cama y estar tranquilo. Es territorial y dulce conmigo. Es paz.

Bimba, llegó de la calle, es gris y preciosa, todavía tiene miedo y es desconfiada, pero poco a poco, como con Dulce, sentirá la casa como suya y perderá el miedo, se que será cariñosa y una buena gata.

Shakira, rescatada de la calle, rondará los tres meses, es un trasto, divertida y pizpireta, atigrada, gris, con unos preciosos ojos azules, no tiene miedo a nada, ni siquiera a Jerai, cuando la cojes, ronronea feliz.

River, ya no está, pero sigue y siempre seguirá aquí, le faltaba hablar, tierno, expresivo, dormía siempre conmigo y cuando le llamaba, saltaba conmigo al sofá, siempre juntos.

¿Que tengo que peinar y barrer muchos pelos?, ¿Que compro infinitos rollos para la ropa? Infinito es el amor que me dan y el que yo siento por ellos.

Si nunca has tenido un peludo en tu familia, te animo a hacerlo, y si lo tienes, me entenderas.

No compréis, adoptad, en las protectoras hay cientos de corazones deseando descubrir el vuestro. 

Publicado por Nuria Barnes

Soy un cuerpo construído de poemas, de los que leí, y de los que la vida escribió en mí y yo para ti. Narro historias, porque sino escribiera me faltaría el oxígeno para vivir.

6 comentarios sobre “Adopta corazón.

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: