La felicidad son encuentros

A veces la felicidad llama a tu puerta, una noche en una salida de amigas, conocí a Sandra, y nació una amistad, ella es una mujer divertida, honesta, sincera, de esas amigas que son y están. Ambas compartimos la misma carcel, se llama fibromialgia, y ambas la sobrellevamos con el mayor humor, nuestros peludos, y estos dias compartimos paseos en uno de los maravillosos rincones de la Costa Brava, Sant Antoni de Calonge. Ella es un ser único, un regalo, y con ella y su marido estamos compariendo unos días de risas y paz. Es uno de esos momentos en que los dolores son menos y recuerdas aquello de: “Gracias a la vida que me ha dado tanto…” y yo añadiria, da encuentros mágicos…

Publicado por Nuria Barnes

Soy un cuerpo construído de poemas, de los que leí, y de los que la vida escribió en mí y yo para ti. Narro historias, porque sino escribiera me faltaría el oxígeno para vivir.

A %d blogueros les gusta esto: