A las madres que supieron amar

A ti madre, esa mujer que un día en el acto de generosidad más bello, decidiste amar y cuidar a alguien, hasta las últimas consecuencias y para siempre.

Porque del acto de ser madre, siempre mosteamos los momentos bonitos, pero hay muchos, en los que si no existiera el amor más fuerte, nos rendiríamos, borraríamos la firma del contrato aunque fuera un instante.

Las noches sin dormir, los llantos sin motivo, sus heridas que son nuestras y nos dueles, sus enfermedades, su adolescencia a veces ligera y otras atroz

Pero no se deja de ser madre nunca, un hijo lo es hasta el final, hasta que tu cuerpo abandona su forma y tu energía queda con tu luz, al lado de los que amaste.

Mi carrera de madre, no está siendo fácil, quizá desde hace unos años, todo lo contrario, pero por algún tipo de razón, nunca dejas de amar a quien pronuncia esas palabra y te mira, y luchas contra todo e incluso contra todos, y aunque a veces tienes el contrato en tus manos arrugado, dolido, marcado…. lo estiras de nuevo ante una pequeña luz de esperanza y sigues adelante, aunque tu cuerpo y tu alma a veces aúllen de dolor.

Ser madre…. que difícil de serlo cuando solo eres hijo, ser madre, el mayor acto de fé y esperanza, que cualquier ser humano puede hacer.

Publicado por Nuria Barnes

Soy un cuerpo construído de poemas, de los que leí, y de los que la vida escribió en mí y yo para ti. Narro historias, porque sino escribiera me faltaría el oxígeno para vivir.

Un comentario en “A las madres que supieron amar

  1. Gracias Nuria . Con qué calidad emocional , describes , lo que significa ser MADRE . No todo es maravilla , ( tiene sus partes obscuras ) , dolorosas . Pero , núnca dejamos de serlo. Perdonamos siempre, y amamos siempre , a esos seres , que vinieron a este camino (vida ) a mediante nosotras . Pero no nos pertenecen …..el experimentarlo duele. Un abrazo Nuria .

    Le gusta a 1 persona

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: