Criogenizada

Sentada al borde dónde pudiera yacer amando,

el tiempo anclado sobre mí cargando su peso en mi espalda dañada,

el pasado, parece en unos casos grabado torpemente con un canto rodado en piedra mal pulida,

otras, es brisa de aire fresco que se cuela por mis rendijas para intentar despertar mi yo congelado,

mi ahora, mi ser criogenizado de futuro incierto,

que se debate entre ser o ser, porque el no ser no tiene cabida,

aunque soy mas no ser que siendo,

estoy, si,

grabada en esa piedra de signos torpes que manos ajenas dibujaron de mí,

y ahora, ¿qué es ahora cuándo el tiempo solo transcurre en las agujas de reloj?

ahora soy ese yo, que poco a poco dejó de estar en mí,

condenado como está a perder la cabeza a guillotina sin afilar a manos de otros,

pena de muerte no, pena de vida, lo llamaría el poeta.

@nuriabarnes

Publicado por Nuria Barnes

Soy un cuerpo construído de poemas, de los que leí, y de los que la vida escribió en mí y yo para ti. Narro historias, porque sino escribiera me faltaría el oxígeno para vivir.

A %d blogueros les gusta esto: