Dosis de resaca

Si pudiera,
regresaría a aquellas pisadas torpes,
sí,
a aquel traspiés que me puso la cabeza más abajo del estómago,
y entonces,
el dolor que aún hoy, gota a gota me ahoga el alma,
sólo sería una resaca de melancia de lo que no fue,
o quizá ni eso,
que hay amores de tormenta que se ahogan en el leve tifón de su cola.

Publicado por Nuria Barnes

Soy un cuerpo construído de poemas, de los que leí, y de los que la vida escribió en mí y yo para ti. Narro historias, porque sino escribiera me faltaría el oxígeno para vivir.

5 comentarios sobre “Dosis de resaca

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: