Con

Y contigo aprendí los seres que no quería ser,
la sed que nunca se sacia de buscar en el vacío,
el luto de no saber si soy yo o yo soy tu mismo,
que la venganza es de idiotas,
que sólo soy lo que es mío,
porque la vida son curvas,
de esa mujer bien trazada,
de esa que borrarse en ser,
pero se conservó en alma.
Y conmigo aprendí errores,
ya no estoy tras tu ventana,
ya no visto con tus carnés,
ni siquiera con tus ropas,
supe que buscaba algo,
inconsciente en mi alma rota,
y aún lo sigo buscando,
en mi soledad sonora.

Publicado por Nuria Barnes

Soy un cuerpo construído de poemas, de los que leí, y de los que la vida escribió en mí y yo para ti. Narro historias, porque sino escribiera me faltaría el oxígeno para vivir.

A %d blogueros les gusta esto: