Que te diría

Que te diría yo, si pudiera,
que andar descalza por tu sombra és cada noche una grata tortura,
y es que la silueta que dibuja tu partida,
és la lágrima que ríe en la comisura de mis labios cuándo te pienso.
Que te diría yo, si mi voz te llegara,
que los susurros de entonces claman ahora tu presencia en mi vientre,
que en mi sembraste el dulce del que se arde cuando se ama,
y amarte, te amé mucho, más que desearte y eso que tu prendias la única hoguera a la que atarme querría.
Que te diría yo, si mis palabras supieran nadar a tus oídos,
te amé mucho, reamé cada instante de nosotros del gozo hasta el averno de la puerta cerrada a tu espalda,
cada palabra escrita que recreaba y me creía disfrutando historias no vividas, que despertaban mi esencia hasta la humedad que turba la mente y te descoloca el alma.
Que te diría yo, si tus ojos tuviera enfrente,
te amé amé mucho, y lo bueno y lo malo es que pese a mí, a todo y a ti, aún sigo amándote.

Publicado por Nuria Barnes

Soy un cuerpo construído de poemas, de los que leí, y de los que la vida escribió en mí y yo para ti. Narro historias, porque sino escribiera me faltaría el oxígeno para vivir.

5 comentarios sobre “Que te diría

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: