Almas Entrelazadas

No se como ha llegado esto,
mi vida seguía sus rutinas,
las necesito,
cuando me salgo del mapa ella me castiga,
dolor intenso,
pero has llegado tú,
y me has sacado del planeta,
sin buscar,
yo en mis monotonías,
mis paseos de montaña con mi perro,
mi casa,
mis libros,
mis quehaceres de letras,
mi corazón en reposo.
¿Y ahora?
La confusión, la sonrisa, los deseos,
el más,
porque cuando inicias algo estás en el más,
todo es mejor y más bello,
quieres más tiempo,
y si esperas,
que pase más rápido,
y el menos se hace pequeño,
porque el amor todo lo engrandece,
desde una coma hasta un signo de exclamación,
la luz brilla más incluso en luna menguante,
todo parece cubierto de magia,
y tú y yo,
sin saber,
sentados al borde del camino de la vida,
nos miramos,
ahora no hay nada más,
dejemos parado el reloj un tiempo,
y que sea la vida quien le de cuerda,
para seguir sus minutos entrelazados,
de alma y de manos.

Publicado por Nuria Barnes

Soy un cuerpo construído de poemas, de los que leí, y de los que la vida escribió en mí y yo para ti. Narro historias, porque sino escribiera me faltaría el oxígeno para vivir.

6 comentarios sobre “Almas Entrelazadas

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: