Lágrimas e historias

Las dos Fridas, pintura de Frida Kahlo

Recuerdo cada lágrima de pena que fui capaz de derramar a la vida,
no son demasiadas,
llorar sí, de impotencia, rabia, injusticia…
de dolor,
se amarran a mi pecho como nudos haciendo cadena,
a ratos me ahogan,
respirar no puedo,
y entonces recurro a las letras.

Hoy no es de esos días,
es de esos otros que se inician queriendote ahogar y no te dejas,
sobrevuelas por encima de aquellos que dañan,
y bates tus alas lejos de su bilis,
y surcas el cielo de tu imaginación de ayeres y de historias,
de futuros que andas sembrando para que crezcan,
incluso cuándo no es época de siembra,
pero con amor y ganas todo crece,
tu mundo se expande dentro de ti a otros mundos,
y entonces decides contar historias.

Ayer no vi tus ojos,
no bese tu boca,
no respiré tu aire,
no lamí tu piel,
y de esos ayeres hay muchos,
incluso hoy será ayer mañana,
y miro el calendario,
las fechas son inciertas,
mi vida incierta,
y expiró incertidumbre que de ti inhalé,
y yo no soy historia,
ni tú,
pero sin querer los días crean una con forma de poema,
a pecho descubierto,
y carnes abiertas al deseo de llegar.

Cuadro: Las dos Fridas, Frida Kahlo

Publicado por Nuria Barnes

Soy un cuerpo construído de poemas, de los que leí, y de los que la vida escribió en mí y yo para ti. Narro historias, porque sino escribiera me faltaría el oxígeno para vivir.

A %d blogueros les gusta esto: