El no saber

Recuerdo aquellos tiempos de niñez y algarabía,
la casa de los padres,
esa que nunca he dejado de sentir como la mía,
ahora los tiempos de silencio,
viven en las dos,
el mío necesario,
en la casa que fue de todos solo queda mi madre,
ella y sus recuerdos,
y entiendo el traje de añoranza y melancolía que a menudo la viste,
del ruido eterno,
al silencio roto por un televisor que da voz a las que antaño eren las nuestras,
es una suerte,
nacemos engañados queriendo ser mayor,
si no fuera así
si supiéramos de cierto los avatares que conlleva,
¿seguirían existiendo las sonrisas de los niños?
Inteligente constructor el de esta vida nuestra.
dejando en la incertidumbre un futuro,
que sabemos o no construir,
en el que día a día obviamos ese final que puede estar a la vuelta de la esquina,
sea pues, este no saber, el mayor tesoro de la vida.Cuadro de Javier Blanco, artista contemporáneo, Valladolid

Publicado por Nuria Barnes

Soy un cuerpo construído de poemas, de los que leí, y de los que la vida escribió en mí y yo para ti. Narro historias, porque sino escribiera me faltaría el oxígeno para vivir.

A %d blogueros les gusta esto: