De bastos a repoker

Tres días en tus manos,
tres días en tus besos,
tres en tus caricias,
y al frente un mundo entero.
Que bella la eternidad,
cuando escuchas un te amo,
que infinita libertad,
cuándo eres bien amado,
Las olas traerán tu nombre,
la arena lo grabará,
se lo susurraré al viento,
que lo posará en el mar.
Y así los días se pasen,
seguiré con este amor,
nadie dijo que fue fácil,
ni vivir, ni resurgir
y mucho menos amar.
Tuve dos ases de bastos,
y a caballo me marché,
y mis amigas las sotas
me mantuvieron de pie.
Ahora solo quiero ser
la reina de corazones,
y en esta mano que juego,
quedarme con el repoker.

Publicado por Nuria Barnes

Soy un cuerpo construído de poemas, de los que leí, y de los que la vida escribió en mí y yo para ti. Narro historias, porque sino escribiera me faltaría el oxígeno para vivir.

A %d blogueros les gusta esto: