Volando sola

No se que decir,
quizá por eso escribo,
a veces la incomprensión nos ahoga como soga al cuello,
un dolor extraño nos recorre,
y cada punto del interrogante se nos va clavando como agujas.
No puedo entender ausencias,
en lo que era presencia,
no puedo entender odio,
en lo que era amistad,
y entonces,
me alejo de un mundo que hiere
y me encierro en mi mundo de letras,
que más da la presencia,
y cual mago,
me convierto en ausencia,
me visto de mi,
y suelto amarres que son cadenas,
la libertad, la mía,
me impide amargarme a puertos inseguros,
mi barca de piel y yo,
soñamos entonces,
cambiamos paisajes,
y si es necesario mudamos rostros,
amar a uno mismo para saber amar,
y me amo demasiado para esperar
la lluvia incierta de quien quiere, no ama,
alzar el vuelo es sencillo,
solo tienes que saber que naces y mueres solo,
pese a quien te rodea,
y de la misma forma, vives solo,
y cuándo eres consciente,
es fácil lanzarse a volar

TAMARA DE LAMPICKA: Autorretrato

Publicado por Nuria Barnes

Soy un cuerpo construído de poemas, de los que leí, y de los que la vida escribió en mí y yo para ti. Narro historias, porque sino escribiera me faltaría el oxígeno para vivir.

A %d blogueros les gusta esto: