Sin otra piel

Volver a cantar unas horas con quien más amas, reírnos y llorar, con todos esos mensajes y recuerdos que siempre llevamos y que nos visten y nos desvisten dejándonos desnudos ante nosotros mismos en un espejo que recita la memoria… y uno de ellos, mi último gran amor, que vino desde Estados Unidos para estar unas horas de dos días conmigo o desde Londres para pasar conmigo una tarde… Quizá por eso, y un montón de especialidades más que se tragó un océano, tras él no ha habido otro, porque mi corazón y mi cuerpo no quieren aprenderse otra piel que no sea la suya.

Publicado por Nuria Barnes

Soy un cuerpo construído de poemas, de los que leí, y de los que la vida escribió en mí y yo para ti. Narro historias, porque sino escribiera me faltaría el oxígeno para vivir.

A %d blogueros les gusta esto: