Miradas rotas

Ya casi no se miraban. Lo hacían de soslayo en algún momento del día, durante sus horas de trabajo, casi forzados. Es lo que tiene el desamor, te abre en canal, lo que ayer fueron fluidos casi o transparentes, hoy son manchas y reguero de sangre que no derrama el cuerpo, pero sí la mirada rota y la boca sellada de dolor. @nuriabarnes
Pintura de Françoise Nelly

Publicado por Nuria Barnes

Soy un cuerpo construído de poemas, de los que leí, y de los que la vida escribió en mí y yo para ti. Narro historias, porque sino escribiera me faltaría el oxígeno para vivir.

A %d blogueros les gusta esto: