Tu me abrirás caminos

Si hay piedras, abriré caminos para que puedas pasar,

y yo cuándo llegue,

buscando el destino cierto de ser y estar en ti,

con ese fuego para mí encendido dónde el frío se exiliara al dejarme caer en tus brazos.

Y entre ellos te mostraré sendas hacia la locura de los cuerpos.

Olvidarás que hubo un pasado en otras pieles,

vivirás ebrio del agua que de mí mana,

y de ti beberé amaneceres y noches eternas,

daré a tus labios mil sabores y tactos,

nuestras lenguas se jugarán descubriéndose,

como si nacieramos de nuevo, jóvenes.

Tomaremos nuestros cuerpos en una guerra de avances y de trincheras,

en esa confrontación que debiera ser única,

la de dos cuerpos amandose y elevando el deseo más allá de las nubes que se ciernen sobre un mundo a la deriva,

sí, el de dos cuerpos que estallan sin saber porqué,

solo con la ansiedad que sus mentes han creado en nocturnas soledadespara saciar la sed mutua.

Recitaremos poemas de piel con las notas de unos gemidos que se escapan sin pentagrama,

dirigidos por dedos expertos, manos que acarician, bocas que succionan, lenguas que paladean el afrodisíaco saber de un plato más,

y componen la más bella música,

ese concierto privado de dos que como imanes se atraen perdiendo el sentido pero con todos los sentidos en una fiesta sin más límite que ellos dos.

Tu me abrirás el camino, yo bajaré las compuertas para elevar al firmamento el aria del deseo infinito que se esconde tras tu puerta.

Y ahí, abandonada a ti, a la ley del deseo, acataré el mandato de nuestros cuerpos, hasta extenuarlos sin más código que el nuestro, y al fin, aceptar la pena de amarnos de nuevo al amanecer celebrando vida, un día más, un instante más, una vida más gestada por una noche más de deleites que renacerá con cada nuevo día.

Publicado por Nuria Barnes

Soy un cuerpo construído de poemas, de los que leí, y de los que la vida escribió en mí y yo para ti. Narro historias, porque sino escribiera me faltaría el oxígeno para vivir.

A %d blogueros les gusta esto: