A la memoria de mi maestro, amigo y mejor persona José Cantabella

Querido Jose,
este día en que se cumple ya un año desde que nos faltas, desde que mefaltas,
la vida se ha emperrado en robarme otros afectos.
Ando sin brújula,
de repente perdí todos los puntos cardinales del existir y no sé cómo recomponerme,
soy como un juego de letras que no sabe componer palabras,
un sueño infinito que se mantiene en vela,
un no saber con quién charlar de nuestras charlas.
Y aquí, de nuevo en mi gruta,
a oscuras de un sol que afuera quema,
me bañan las lágrimas de ese mar que tengo enfrente pero no llego a alcanzar.
Y veo a Carmen, a tu Carmen,
esa mujer menuda de fuerza inexpresable,
grandiosa y vulnerable,
ese regalo que me dejaste,
hoy mi amiga.
Naufraga soy de los afectos perdí,
y a días como hoy, incapaz de encontrar mi isla.
No, no sé llorar, escribo poemas;
sin embargo el ADN de mis dedos destila lágrimas.
Querido Jose Cantabella, amigo, maestro y sobretodo gran hombre, qué falta nos haces, y como nos acompañas, porqué los seres como tú vivien siempre,
supieron sobrevivir a este mundo de lo efímero y combustible.
Gracias por haber sido y ser luz en el camino de esta aprendiz de LoRca sin erre que un día tropezó contigo en Twitter.

Publicado por Nuria Barnes

Soy un cuerpo construído de poemas, de los que leí, y de los que la vida escribió en mí y yo para ti. Narro historias, porque sino escribiera me faltaría el oxígeno para vivir.

4 comentarios sobre “A la memoria de mi maestro, amigo y mejor persona José Cantabella

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: