RENACIENDO

Y llegué a creer que tú me habías modelado entre tus brazos, con bocas llenas de suspiros y gemidos, manos rebosantes de caricias… Pero no, yo me modelé a mi misma, convertí mi corazón de barro en acero y pocos a él pueden llegar, incluso puedes creer que me conoces, pero no, puedo ser realidad o ficción como lo que escribo, mi piel puede erizarse o arrasarte cual erizo, mis besos llevarte al paraíso o ser las fauces de una leona hambrienta y echarte luego a la hienas.
No, no soy lo que escribo, o quizá si, ¿quién sabe? Hace tiempo mis manos dejaron de creer en cuerpos, mi mente en almas, mis dedos en miradas.
Hoy soy barco en otra deriva, quizá anduve demasiado tiempo con la brújula equivocada.

Publicado por Nuria Barnes

Soy un cuerpo construído de poemas, de los que leí, y de los que la vida escribió en mí y yo para ti. Narro historias, porque sino escribiera me faltaría el oxígeno para vivir.

2 comentarios sobre “RENACIENDO

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: