¿Justicia?, ¿Protección? ¿Dónde?

Ya no soy nadie, en la espera de justicia durante tres años, he perdido la brújula. Mujer, violencia de género, quizá mejor nos reunimos en la plaza con velas cuando el cadáver esté incinerado, ahí por fin llegará la libertad, el no tener que huir de casa en casa y esconderse, una y otra vez ante una llamada de los juzgados, la primera en tres años, o la policia que nos protege, una vez muertas no provocará pesadillas, ni más enfermedad, ni más dolor. Porque en esté país, solo se hace algo cuando somos asesinadas, perdón según las noticias ha aparecido el cadáver o a sido hallado el cuerpo… entonces, hay manifestaciones y velas en la plaza. ¿El asesino? Mejor me callo.

Publicado por Nuria Barnes

Soy un cuerpo construído de poemas, de los que leí, y de los que la vida escribió en mí y yo para ti. Narro historias, porque sino escribiera me faltaría el oxígeno para vivir.

A %d blogueros les gusta esto: