Eres

En tu noche de fuego se apaga mi ansia, qué raro no necesitar y solo ser amándote. ¿Recuerdas aquella tarde? no me sonreías pero te miré, que extraño no saber ser sin ti y serlo. ¿Recuerdas aquel instante? fuimos un segundo pero desaparecí, que locura el querer y no querer queriendo. ¿Recuerdas la imagen deSigue leyendo “Eres”