Yo sin mí

De repente las palabras se escondieron, las leo, mi mirada se posa en ellas saboreándolas pero cierro los ojos cansados unos instantes y ya no están, tampoco estoy yo, quizá lleve demasiado buscándome, tantas idas y venidas, remolinos de ventiscas que me dejaron fragmentada. Piso el suelo y me hundo en el fango de lasSigue leyendo “Yo sin mí”