Piel de mar

Desde ayer por la tarde puedo oir sus olas crujir, chocar contra las rocas y saltar sobre lo humano construido, cruzar el paseo e ir más allá. Esta mañana me acerqué a ver mi Mediterraneo embravecido, nací con su olor pegado a mi piel y nuestra historia de amor se hizo eterna, no me séSigue leyendo “Piel de mar”

¿Pasamos la mañana del domingo juntos?

Presentación de libro en Barcelona