¿Pasamos la mañana del domingo juntos?

Presentación de libro en Barcelona

Me bebo a mí

¡Sí! Culpable, me dejé llevar por tus susurros, por aquellas palabras que de noche, asolado mi cuerpo de deseos de antaño, parecían caricias descendiendo de boca a piernas. Y tus labios, malditos traidores henchidos de palabras huecas, bajaban por mi cuerpo hasta descabalgarme de ellos para cabalgarme de ti. Hoy he decidido que ya noSigue leyendo “Me bebo a mí”